Housing

Tengo una discapacidad y el propietario de mi vivienda no me permite tener mi perro de servicio. ¿Qué puedo hacer?

A veces los inquilinos con discapacidades físicas o mentales no pueden cumplir fácilmente con todas las reglas del propietario debido a su discapacidad. Por ejemplo, un inquilino puede tener un perro de servicio o compañía de acuerdo a lo indicado por su médico debido a una discapacidad, aunque viva en un complejo de departamentos donde no se permite tener perros.

Si el propietario le pide al inquilino que se deshaga del perro, el inquilino tiene derecho a pedir una adaptación razonable de la regla del propietario que prohíbe los animales.

Una adaptación razonable es cuando un inquilino con una discapacidad le pide al propietario que modifique sus reglas, normas o prácticas para darle al inquilino discapacitado una oportunidad equitativa de usar y disfrutar de la vivienda alquilada.

Permitir que un inquilino discapacitado tenga un perro de servicio o compañía es solo un ejemplo de una adaptación razonable que el propietario puede tener la obligación de proporcionarle al inquilino según las leyes estatales y federales.

Si desea más información o necesita ayuda con su caso...

COMUNÍQUESE CON NOSOTROS

Descargo de responsabilidad:  la información y los enlaces proporcionados en este sitio web no son un asesoramiento legal.